02 Sep

Aprendizaje de lenguas extranjeras asistido por sistemas digitales y on-line.

La implementación de las nuevas tecnologías en nuestra vida actual, supone un cambio, no solo en nuestro modo de vivir y trabajar, sino también en nuestro modo de aprender.

Estamos ante una enorme oportunidad de cambio. Las oportunidades para reestructurar las organizaciones y la sociedad se presentan muy raramente. Cada cierto tiempo-en períodos de profundo cambio social, tecnológico o ideológico- se nos brinda la oportunidad de rehacer nuestra existencia, de sustituir anticuados e ineficientes modos de funcionamiento. Con visión de futuro, previsión y conciencia de cambio, estamos en condiciones de avanzar en un modelo que satisfaga mejor las necesidades de la humanidad. Estamos en ese momento. (Siemens, G.: 2006)

Este cambio, ha influenciado también, como es lógico, el aprendizaje de lenguas extranjeras que emplea cada vez más recursos informáticos, utilizándolos como contenidos educativos utilizando las Tecnologías de Información y Comunicación. Esta es la definición que da C. Domínguez en el término de Enseñanza de Lenguas Asistida por Ordenadores (2014: 6), también conocida como ELAO.  Una rama de la ELAO es la Enseñanza que se basa en la conexión a internet y, como es obvio, en este momento el acceso a la red no se realiza ya solamente mediante ordenadores conectados, sino también a través de varios dispositivos móviles, como por ejemplo tabletas, teléfonos móviles inteligentes etc. Por eso, nos referiremos a todos estos tipos de dispositivos que se pueden conectar a internet y facilitan el aprendizaje complementando la actividad del profesor ofreciendo contenidos innovadores y personalizados acercando al estudiante, cada vez más, a la lengua ‘meta’.

Además, las palabras enseñanza y aprendizaje no son sinónimas y se refieren a dos visiones diferentes: la primera representa la visión del profesor y la segunda, la visión del estudiante (Domínguez, C. 2014:10), y por ello, también se habla del Aprendizaje de Lenguas Asistido por Ordenador (y dispositivos móviles). Las aplicaciones de estos dos contextos pueden ser como soporte complementario a la clase presencial, pero también pueden aplicarse como instrumentos básicos en un aprendizaje a distancia y on-line.

El aprendizaje de lenguas extranjera asistido por dispositivos móviles, facilita un diseño del curso, más personalizado, con la utilización de materiales didácticos que pueden resultar más interesantes, tanto para los alumnos como para los profesores. El profesor por ejemplo, puede evitar ciertas actividades monótonas como lo es la corrección de un examen de selección múltiple, y los alumnos pueden ver un vídeo educativo con subtítulos en la lengua meta en vez de leer textos largos y aburridos. Además, la red puede ofrecer tantos recursos abiertos educativos que el alumno puede utilizarlos en cualquier momento que mejor le convenga, independientemente de la presencia del profesor. Además, se basa en diferentes estímulos, utilizando textos, sonidos, imágenes, vídeos, etc. los cuales pueden ser visionados tantas veces, cuantas los alumnos crean necesarias, pero la ventaja más importante para el aprendizaje de una lengua extranjera es que permite el acceso a muestras auténticas de la lengua ‘meta’, ya que en la red se pueden encontrar fuentes, tanto de uso educativo como cotidiano. Se puede acceder a cadenas de televisión o de radio del país que se habla la lengua ‘meta’, se pueden encontrar canciones junto con sus letras en texto, obras de literatura, ensayos, prensa, documentales etc. que pueden ofrecer una experiencia real, dentro del contexto sociocultural del uso de la lengua extranjera, y no solamente adaptada a las necesidades del nivel de estudio.

El objetivo principal de la enseñanza – aprendizaje asistido por ordenadores y dispositivos móviles conectados a internet no es reemplazar al profesor, sino ayudarlo a crear un currículo adaptado a las necesidades y los intereses de los alumnos. Le permite confeccionar un material educativo que pueda ofrecer ejercicios de gramática, vocabulario, información sociocultural, textos, imágenes, y práctica oral y auditiva que mantiene el interés de los aprendientes vivo, basado en la interactividad y la colaboración entre los miembros de la comunidad educativa.

En el caso del griego moderno, se han realizado, en el pasado, intentos de creación de programas educativos que se basan en el autoaprendizaje pero sin mucho éxito, ya que la comunicación entre máquinas y humanos resulta frustrante[1]. La inteligencia artificial, como ha afirmado el profesor Douglas Morgenstern en una de las entrevistas de esta investigación, es muy limitada y “le falta todavía mucho progreso…mis estudiantes se darían cuenta en seguida que continuar con un interlocutor virtual sería frustrante. Como viven agobiados de trabajo, para ellos el tiempo es oro”.

[1] Un ejemplo de programas de ELAO basado en el autoaprendizaje, muy conocido, es el caso de la “Filoglossía”, diseñado por Frida Charalambopoulou para su Tesis Doctoral que existe también en la red para un nivel de principiantes:  http://www.xanthi.ilsp.gr/filog/

Siguenos en las Redes Sociales

Leave a Reply